Comercio electrónico y OEA

Representante permanente de ASAPRA en el Grupo Consultivo del Sector Privado de la OMA

El Comercio electrónico llegó para quedarse y crecer día a día.

El comercio electrónico basa su crecimiento en sus bondades que cada vez son más valoradas y estos son:

Comodidad, agilidad, seguridad, facilidad de pago, sin restricciones de horarios, evita desplazamientos, evita filas, y aglomeraciones. Esta propuesta de valor del comercio electrónico nos exige a todos los que formamos parte de las cadenas logísticas a ver el comercio internacional desde una perspectiva diferente que podemos resumir en Optimización del tiempo.

Para el comercio internacional, el comercio electrónico viene a tirar barreras y poder comprar en cualquier portal de internet y tener los productos en tu casa sin importar el origen y procedencia de las mercancías. Para esto las Aduanas y los usuarios de las mismas se han tenido que replantear procedimientos y controles.

La Organización Mundial de Aduanas trabaja constantemente en emitir recomendaciones ante el comercio electrónico que cada vez crece más y se vuelve más complejo. Hay diferentes maneras de hacer comercio electrónico pero las más comunes son B2B Business to Business que es comercio entre empresas, B2C Business to Customer que es comercio de empresas a consumidores y C2C que es negocio entre consumidores, cada uno de estos es muy diferente al otro. Existe un comercio electrónico muy confiable, con empresas con procesos muy estrictos para efectos de descripción de mercancías, de envíos confiables, de precios de venta confiables, entre otros factores. El reto es velar por el cumplimiento normativo en todos los casos, en un entorno muy dinámico a la vez que complejo.

Ante el incremento en el volumen de transacciones y envíos que genera el comercio electrónico, Aduanas tienen un gran reto para que cada mercancía cumpla con sus debidas obligaciones, ya sea de información comercial, de seguridad, de protección de la salud y el medio ambiente, etc.

Es por ello que la OMA ha publicado el Marco de Estándares para el comercio electrónico transfronterizo, cuya norma 6 establece la recomendación de “Ampliar el concepto de Operador Económico Autorizado (OEA) al comercio electrónico transfronterizo”. 

Considero que la figura de Operador Económico Autorizado tiene mucho que aportar al comercio electrónico internacional en aras de certificar usuarios que generen confianza en términos de seguridad y cumplimiento de su comercio, ya que no es posible con el crecimiento de este comercio y el nivel de exigencia en tiempo de respuesta no contar con un buen análisis de riesgo. Y para ello la figura de OEA es fundamental.

Aquí es donde el Sector Privado tenemos mucho que aportar en estos programas de cumplimiento voluntario de los usuarios de las Aduanas.

Esperamos que la figura de OEA sea una prioridad para las Aduanas en términos de Comercio Electrónico para poder contribuir al crecimiento de estas operaciones sin perder control de ellas.

Alfonso Rojas González de Castilla

Uncategorized
Abrir chat
1
Hola,
¿En que te podemos ayudar?